Algo como costas color trébol y la custodia de los mares

Algo como costas color trébol y la custodia de los mares

algo como gaviotas en la frente y gritando como el que aguanta un destino

algo como la histórica noche color marrón monástico y calcinada en

            los agujeros de la isla

algo como un cáñamo ondeando arrodillándose en medio de hermosos pavos reales

            (chirimías)

algo como un aleteo de aire setos de ensueño matorrales de espuma

algo como besos de cristal ojo nocturno enjambre de pájaros de luto (amapolas)

algo como mañana rala a inicios de noviembre

algo como la lluvia sobre peces tristemente envueltos (humo)

algo como cenizas que el ansia y el alto viento arremolinan (desmoronadas chimeneas)

algo como terciopelo azulado y redondo saludos que serpentean en las tumbas

algo como una cariñosa almohada de piedra para los muertos (arena sobre arena)

algo como la piel (pupila caliente como la miel)

algo como la dulzura a la vista de mil mares

(Friederike Mayröcker, Gesammelte Gedichte, 2019: 40)

Traducción de Víctor Bermúdez.

Original aquí.

Canto entre tú y yo

Colin Reid (England, born 1953)

Canto entre tú y yo

¿ves la estrella del alba?

la veo

¿escuchas el viento?

lo escucho

¿sientes la eternidad?

la siento

¿y tu nombre?

llámame noche

¿de dónde vienes?

de tu soledad

¿a dónde vas?

hacia tu intimidad

dame la mano

Friederike Mayröcker, Gesammelte Gedichte, 2019: 27.

Traducción de Víctor Bermúdez.

Original aquí.

Friederike Mayröcker

Friederike Mayröcker. Viena, 1924 – 2021

Dos términos sintetizan la voz de Friederike Mayröcker: las manos y la radicalidad. Gesto y pensamiento se desdoblan en su Gesammelte Gedichte 1939-2003 (2019). Serenidad y vértigo respiran en su diario epistolar da ich morgens und moosgrün. Ans Fenster trete (2020). Friederike Mayröcker «teje en sus poemas un tapiz mágico de lenguaje. Los hilos del lenguaje se disparan unos a otros, desplegando una red tan filigrana como expansiva que trasciende todas las definiciones. La poeta pone a prueba incansablemente la traducibilidad de la materia en el lenguaje, aventurándose siempre de nuevo a través de capas inexploradas. Lo que se ve, lo que se vive, lo que se inventa, lo que se experimenta en la mente y lo que se sueña… todo encuentra su camino en el tejido textual. Las nuevas creaciones de palabras se sitúan junto a las citas extranjeras y las autoalienaciones, las huellas de su compromiso con las obras de los colegas junto a las de su trato con la pintura y la música: en todo se expresa un impetuoso poder de percepción, una exploración del mundo que no excluye nada y llega hasta el final» (Surhkamp).

Friederike-Mayröcker © Renate-von-Mangoldt

| Benachbarte Metalle (1998)